lunes, 17 de marzo de 2014

Voluntarismo en América Latina

Los gobiernos en América Latina pueden optar, básicamente, por dos tipos de políticas. La más fácil de ejecutar es la llamada neoliberal o Consensos de Washington, dónde la política y el Estado solo debe encargarse de los mínimos requisitos para el funcionamiento de la economía. Lo demás lo aporta el libre albedrío de la oferta y la demanda. Solamente escapa a estas premisas, no siempre, la educación y la salud de los sectores más vulnerables.
La otra opción está caracterizada por un Estado tomando decisiones con la idea de optimizar el rendimiento económico y fundamentalmente distribuir de manera justa los recursos. Esto requiere una gran dosis de voluntarismo.
Más allá de las buenas o malas intensiones la constante ha sido el fracaso, mayor cuanto más dosis se aplique.
Sin embargo, tampoco hay dudas de su necesidad para disminuir o aminorar la histórica tendencia a ampliarse las desigualdades sociales.
Es probable que se deba usar políticas voluntaristas hasta donde esta se muestre eficiente y eventualmente aumentar su uso a medida que se van confirmando resultados positivos.