Entradas

Tal vez sea ésta la oportunidad para Latinoamérica III

En la entrada el "¿ciervo se comió al león?" dejo la posibilidad muy probable de que lo que imaginaba Occidente desarrollado al ir "en masa" a China en busca de salarios esclavos, pingues ganancias y el control político del país a través de sus Instituciones financieras y su infinita e indusputable capacidad de organización de sus majestuosas corporaciones multinacionales, resultó algo totalmente diferente. Imaginaban un país lleno de trabajadores dispuestos al sacrificio sin derecho a reclamo laboral alguno controlados por un gobierno dictatorial duro y afianzado que evitaría lidiar con gremios y políticos que nunca se cansan de poner trabas a cuanto proyecto de inversiones existan como sucede habitualmente en el resto del mundo.  Al fin lograrían deshacerse de los molestos políticos demócratas o dictatoriales (da igual toda vez que las presiones sindicales y populares por una supuesta justicia social y trabajo digno la sufren tanto los políticos en Democracia como…

¿Proteccionismo y dirigismo o libre comercio?

“El comercio libre es, pues, una condición importante para lograr el éxito, pero es apenas un elemento fundamental de la ecuación económica, pero por sí sólo no realiza milagros.”
Analicemos esta frase rescatada de un reconocido intelectual.El libre comercio genera crecimiento económico, no hay ninguna duda.
Sin embargo, si se lleva el análisis a los países de manera individual para evaluar cuánto de importante es el libre comercio para su desarrollo, se descubre que hay un requisito previo a conseguir infinitamente más importante. Que implica incluso muchas veces la necesidad de limitar el libre comercio, al menos durante el tiempo necesario para el despegue y desarrollo económico. Eso infinitamente más importante se llama organización política con la eficiencia necesaria para programar políticas de desarrollo industrial y lograr el éxito esperable que permitan después entrar en el mercado libre con capacidad de competir.
Organización política que puede hacer viable un proyecto de desar…

¿Lo entenderán algun día?

En Argentina estamos ante un gobierno constituído por dos facciones. La facción mayoritaria, la kirchnerista que son casi todos comunistas o bolivarianos (da igual) lo que significa que son individuos que rozan lo psiquiátrico. No existe posibilidad alguna de adherir a las ideas bolivarianas sin padecer algún nivel de alienación psíquica.
Y la otra, la peronista tradicional liderada ahora, con signos de pregunta, por Alberto Fernández.
Quiero suponer que Alberto Fernández no es de la izquierda bolivariana, pero si de la izquierda moderada peronista desarrollista. Aquella que cree en el capitalismo (por inevitable y no por convicción) pero convencidos de que es un sistema provechoso solamente para quienes tienen las condiciones para competir en la economía global. Consideran que si se sale al mercado abierto a jugar contra los poderes económicos dominantes y desarrollados, solamente queda perder en ese juego.
Por eso, creen que primero es necesario preparar, mejorar, equipar, modernizar, …

Argentina y un destino ya inevitable.

Los viajes de Cristina Kirchner a Cuba.
La defensa a ultranza del régimen venezolano en cuántos medios de comunicación visitaron los miembros de la agrupación kirchenrista. La expresión ante los medios de profunda emoción de Cristina Kirchner cuando se oficializó la estatizacion de YPF. La indudable facción ideológica marxista de los miembros del Instituto Patria encargados de elaborar la estrategia de gobierno, seguramente en combinación con el servicio de inteligencia cubano. Zafaroni referente del movimiento cuando de políticas judiciales se trata (garantismo). La oficial negación de catalogar a Venezuela como una dictadura. El acercamiento al movimiento de Puebla (ante el retroceso del foro San Pablo). La idea en marcha de ampliar la corte suprema con el único objetivo posible de controlar a su antojo el poder judicial. Control cuyo único objetivo, nuevamente, es quitar obstáculos al plan integral socialista. El muy probable nuevo avance con la trunca Ley de Medios con el mismo ob…

El poder de la desigualdad

Imagen
"La Rusia de comienzos del siglo XX era un polvorín en toda regla. La pobreza y la desigualdad social se extendían por todo un país que reclamaba cambios y cuyos dirigentes, los Romanov, le negaban. La aristocracia más cercana al zar y su esposa, tajantemente opuesta a cualquier reforma que supusiera una pérdida de privilegios, vivía en un mundo de bailes de salón y almohadones de seda y plumas de ganso mientras las clases medias y bajas veían no solo cómo no eran recompensados por su trabajo, sino la cada vez mayor limitación, si es que cabe, de sus derechos y el empeoramiento de sus condiciones de vida. El 22 de enero (según el calendario juliano) de 1905, una muchedumbre pacífica se acercó hasta el Palacio de Invierno de San Petersburgo, portando cruces y retratos de Nicolás II, para pedir al zar mejores sueldos y una lucha activa contra el hambre y la pobreza; pero todo lo que encontraron fueron los fusiles de la guardia. El día terminó con más de 200 muertos.Unos meses despu…