Entradas

Macri, Cristina y el inversor.

La puesta en práctica de la teoría basada en "la egoísta ambición por obtener ganancias que finalmente redunda en beneficio para todos" y que a través de un "andamiaje emplazado por la mano invisible de Adam Smith" se encarga de satisfacer las necesidades de los consumidores, es sin duda alguna, una opción que seguramente trae prosperidad para los más afortunados primero y después para la enorme mayoría de la población.
Pero tiene un inconveniente muy difícil de superar, y es la "aceptación popular".
Si las mayorías no la aceptan, inevitablemente carece entonces de un factor clave para que funcione eficientemente el andamiaje de la mano invisible, me refiero a la "confianza" del inversor.
Si el inversor no confía, la egoísta ambición no se expresa, o lo hace en otro lado.
A Macri le pasa exactamente eso.
Todos saben y sabemos que es alguien que prioriza las leyes del capitalismo (que incluyen las ideas expuestas) pero el inversor no trae el dine…

China

http://www.infobae.com/america/mundo/2017/06/11/un-taxi-arrolla-a-una-mujer-en-una-via-nadie-la-socorre-y-el-hecho-abre-un-debate-sobre-la-moral-en-china/Es de vital importancia comprender que cuando la cultura de un pueblo hace a sus ciudadanos apegados al cumplimiento de las normas y reglas, comprometidos con los intereses que competen al estado, dispuestos a participar y colaborar en aquello que significa el bien común y a respetar y cuidar los derechos de los demás, sucede algo milagroso viéndolo desde una perspectiva que abarca nuestra historia entera y es que podemos prescindir de la necesidad de un dictador (tirano o no depende de la suerte que "nos toque") para mantener un mínimo orden necesario y acceder a auto gobernarnos a través de un sistema democrático donde podemos elegir quiénes y cómo administren los asuntos que nos competen a todos.
Las instituciones, cuando la cultura lo permite, pueden funcionar eficientemente sin que algo las obligue a hacerlo.
Tan impor…

La cuestión robótica

Los informes sobre la cuestión de la robótica y el reemplazo de la mano de obra, siempre hacen incapie en la necesidad de tomar medidas precautorias ante la aparente e inevitable desocupación que traerá aparejado y la crisis humanitaria consecuente.
Si bien el capitalismo siempre se las ha arreglado para ir reemplazando conflictos con soluciones provistas por el azar y la propia dinámica del sistema, el término azar obliga a tomar recaudos y analizar los riesgos. De hecho, el sistema asume de antemano que los empresarios continuarán dejando para sí todos los beneficios de éste adelanto tecnológico y que el homo sapiens está eternamente condenado al sacrificio del trabajo. Por tanto es esperable que la crisis puede presentarse con fuerza.
Pero si alguna vez el hombre progresa lo suficiente como para controlar la codicia y la ambición consecuente de la acción de primitivos instintos que nos conduce inevitablemente al capitalismo y la competencia, sistema imperante éste resumido comúnme…

Razón vs Instinto, la última batalla

En la entrada "instinto y calentamiento global" se intenta remarcar la decisiva importancia de la inevitable competencia, capitalismo mediante, a la que nos conducen nuestros instintos que hacen inviable cualquier posibilidad de imponer a la razón o sentido común en la toma de decisiones que puedan revertir el macabro destino que nos depara si es cierto lo que pronostican la mayoría de los especialistas en medio ambiente.
¿Si todos sabemos ésta realidad, por qué es tan difícil hacer algo efectivo que revierta definitivamente la situación del enorme riesgo en que se encuentra el planeta con todos sus habitantes incluidos?
La respuesta: porque​ no es la razón la que conduce a la humanidad sino nuestros instintos o pulsiones.
Dada la importancia decisiva puede tener esta cuestión más tarde o temprano y dada la absoluta originalidad de éste enfoque, creo necesario explicar de la manera más clara posible los conceptos que concluyen en lo expresado.
Obsérvese que sencillo es evid…

Presento a Zaratustra, el protagonista del blog y del libro

¿Alguna vez experimentó una grata sensación placentera al superar a sus competidores en cualquier actividad que recuerde?
Si es poseedor de un coche deportivo y ante cualquier circunstancia se ve al lado de otro conductor con un coche de características similares ¿percibió cuán agradable sería competir una pseudo carrera callejera de cuarto de milla y ganarla?
Cuando ve a un conocido con un coche de alta gama ¿sintió la necesidad de desacreditar al poseedor para no experimentar una desagradable sensación de inferioridad?
¿Se dio cuenta que en diálogos cotidianos es frecuente encontrar defectos a alguien que es mejor o más rico que los que intervienen en la charla?
¿sabe ud cual es el motivo de fondo por el cual detesta al funcionario corrupto millonario?
Si se destaca en alguna actividad, laboral o deportiva y asiste a una reunión donde usted es uno o el más destacado ¿experimenta una sensación placentera al ser reconocido como tal?
¿Tiene o tuvo fantasías donde usted es el "mej…