Entradas

Mostrando las entradas de 2016

Presento a Zaratustra, el protagonista del blog y del libro

¿Alguna vez experimentó una grata sensación placentera al superar a sus competidores en cualquier actividad que recuerde?
Si es poseedor de un coche deportivo y ante cualquier circunstancia se ve al lado de otro conductor con un coche de características similares ¿percibió cuán agradable sería competir una pseudo carrera callejera de cuarto de milla y ganarla?
Cuando ve a un conocido con un coche de alta gama ¿sintió la necesidad de desacreditar al poseedor para no experimentar una desagradable sensación de inferioridad?
¿Se dio cuenta que en diálogos cotidianos es frecuente encontrar defectos a alguien que es mejor o más rico que los que intervienen en la charla?
¿sabe ud cual es el motivo de fondo por el cual detesta al funcionario corrupto millonario?
Si se destaca en alguna actividad, laboral o deportiva y asiste a una reunión donde usted es uno o el más destacado ¿experimenta una sensación placentera al ser reconocido como tal?
¿Tiene o tuvo fantasías donde usted es el "mej…

Instinto y calentamiento global

Como es de conocimiento general, la contaminación ambiental, aparentemente, está haciendo estragos en el planeta y todos los intentos por detener ésta verdadera plaga parecen fracasar unos tras otros.
Y seguirán fracasando si se parte desde el desconocimiento o ignorancia de conceptos absolutamente decisorios del destino de la humanidad.
Me refiero a la ignorancia del instinto protagonista del blogs y del libro ofrecido en él.
¿por qué?
Porque es este instinto el que toma las decisiones que finalmente definen nuestro destino.
La razón, la humanidad, no hace más que acompañar este proceso y, cuando puede, aconseja, regula hasta donde le es posible, a veces pone algunos límites y tal vez algo más, pero no mucho más.
La prueba irrefutable de estas afirmaciones se llama "capitalismo".
Todos, con algunas pocas excepciones, ya tenemos conciencia que ir en su contra es una misión imposible, el fracaso está garantizado.
Rusia, korea del Norte, China, Cuba, Venezuela y otros tantos …

Cultura, instinto y dominación extranjera

A través de la entradas y el libro de este blogs se descubre la enorme importancia de dos protagonistas en la organización y desarrollo de las sociedades.
Me refiero al instinto que nos presiona por competir con los demás y a la cultura de los pueblos (en especial la cultura cívica).
El instinto que inevitablemente deriva en el capitalismo (nuestro verdadero rey) y la cultura que define hasta donde somos capaces de auto organizarnos eficientemente.
Definitivamente, los pueblos con culturas que hacen proclives a los ciudadanos a cumplir con las normas y reglas y los predispone a creer en el bien común, llevan enormes ventajas que se traducen en instituciones eficientes.
Ya nadie duda que cuanto más eficientes las instituciones, todo funciona mejor (economía, educación, justicia, etc.)
En contraposición, los pueblos con culturas que solamente consideran de interés lo que sucede en su ámbito personal y familiar mientras todo aquello que trascienda ese espacio, o no le dan importancia al…

El verdadero progresista

A través de las entradas de este blog y del libro se puede observar la descripción de las dos maneras que nuestra razón se manifiesta.
Una de ellas es cuando lo hace influenciada, dirigida o presionada por algún instinto o pulsión y la otra, cuando actúa libre de todo tipo de compromisos.
A la primera la denomino razón instrumental y a la segunda, razón pura.
Un ejemplo típico del uso de la razón instrumental, de los miles que es posible observar, es la del político corrupto que intenta justificar su acción motivada por pulsiones que lo exigen competir con otros por lo que acumular fortunas les parece una necesidad y así es común que su razón instrumental les sugiera que "es razonable que después de tanto trabajo y sacrificio" por " ayudar a los demás" algún beneficio "extra" pueda tener.
Aclarado este punto que resulta muy útil para interpretar una infinidad de hechos, continúo el examen del verdadero progresista.
Hay dos mecanismos claves por el que un…