Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2018

Borges, la crisis Argentina y lo que nadie dice (2)

En la primera entrada de esta Zaga quedan en evidencia las enormes dificultades a las que nos expone nuestra cultura de la "viveza criolla" para organizarnos con la eficiencia necesaria para tener un mínimo dinamismo en el marco de un sistema político democrático.
Un indicador extraordinariamente útil para dilucidar si nuestra capacidad cívica puede sustentar el sistema es la presión fiscal en porcentaje del PBI.
Obviamente, cuanta mayor la presión fiscal, más eficiente debe ser la cultura política para administrar el Estado y evitar así caer en el caos e ineficiencias que degeneran las políticas, tanto económicas como de seguridad o la que se quiera evaluar.
Y si hay algo de lo que pocas dudas pueden existir es sobre la limitación argenta que no puede superar el 30% de presión fiscal como un valor extremo si se quiere evitar el descontrol.
Superado este guarismo, el caos se hace inevitable (estanflación, aumento sostenido de la pobreza estructural, destrucción imparable de…

Zaratustra y el Boca-River

Todos en el mundo conocen lo que sucedió en el evento deportivo de fútbol donde el club Boca Juniors competía con River Play por la copa llamada Libertadores de América.
Pero ¿Por qué suceden estos fenómenos?
Por el de siempre, por Zaratustra.
Veamos de qué manera.

¿Qué lleva a la pasión destructiva y animal que muestran los simpatizantes de los clubes de fútbol como en este caso?

La proyección de sus egos en otra entidad, que puede ser una institución deportiva como en este caso representada por el club de fútbol elegido o en otra individualidad como vemos cuando proyectamos nuestro ego en un boxeador que compite con otro de una nacionalidad diferente.

¿Qué buscan esos egos que se proyectan en otra entidad?

Lo que siempre exige Zaratustra, sentirse superiores a los demás.

¿Y la competencia deportiva?

Es la excusa aportada por la razón instrumental.
Lo único que importa es saberse superiores al poseer el título que el otro no posee.
Las endorfinas que libera Zaratustra por este logro…