Cristina, el gran problema argentino

Cuba no tenía ninguna chance de progreso mientras Fidel estaba vivo políticamente. China tampoco mientras Mao tenía poder. A Rusia le pasa lo mismo con un Putin. Venezuela con un Chávez en el poder o en la oposición no tenía posibilidad alguna de revertir su deterioro. Irán está condenado al ostracismo eterno mientras exista un movimiento político en el poder o con posibilidades de acceder al mismo que reivindique al Islam como su guía político. Cualquier país del mundo en el que gobierna o tiene altas posibilidades de acceder al poder una organización política de izquierda extrema está condenada al sufrimiento eterno.
Dicho esto, continúo.
Existe un grave error que cometen casi todos en Argentina. Creen que a Cristina lo único que le interesa es la absolución judicial de sus causas para evitar la cárcel. Ella y sus hijos. Error, ella y sus hijos pueden evitar la cárcel utilizando los incontables vericuetos que tiene la justicia argentina. Incluso con mucho menos dificultad que con la vía elegida. 
Lo que realmente busca es legitimarse y con ello, legitimar su movimiento político. Y necesita legitimarse para afianzar su "proyecto transformador de nuestra realidad dictada por el capitalismo financiero internacional supuestamente, según ellos, explotador y colonizador". Una locura total pero que proviene de personas, como ella, totalmente alienadas e inmersas en una fantasía que cree en la posibilidad de crear otra realidad sin capitalismo. Ella y todos los que la siguen representados en el Instituto Patria. Por ahí "viene la mano" e implica algo infinitamente más peligroso que la simple búsqueda de impunidad judicial. Implica la firme intención de llevar Argentina a esa loca y nueva realidad que claramente lo explica Carlos Raimundi en el seminario realizado por dicho Instituto y analizado acá en la entrada "Instituto Patria, un psiquiátrico. Y sin psiquiatras". Dejar atrás nuestra vieja realidad para ir hacia la realidad soñada que nos muestran Venezuela o Cuba (preste atención a las palabras de Alberto Fernández y verá repetir la palabra realidad una y otra vez). 

Obviamente, suponen que una Venezuela o Cuba mejorada toda vez que piensan que evitando los errores cometidos en esos países es posible alcanzar el paraíso socialista.

Esta locura no pasaría de lo anecdótico como siempre ha sido en nuestro país dada la debilidad política que históricamente sufrieron los movimientos que adhieren a las locuras anti capitalistas. Pero hoy la situación es diferente. 
Hoy tienen a Cristina Kirchner que cambia dramáticamente la ecuación. Ahora parten de una posición de fortaleza nunca siquiera soñada por estos personajes. Sino ¿Por qué creen que hasta son capaces de dar la cara ante millones de conciudadanos en los medios de comunicación para defender la indefendible postura judicial de la vicepresidente del país?
La defienden porque ven que ¡por fin! encontraron un líder que puede hacer viable sus proyectos políticos. Encontraron alguien que cuenta con el apoyo irrestricto del 35% de la población. Un capital político invaluable para su histórica debilidad política. Casi soñado y como "un regalo del cielo".
Por eso Cristina Kirchner es el problema de Argentina, desde ya. Fundamentalmente porque tiene ese 30-35% de votos de la ciudadanía argentina decidida a acompañar cualquier locura sea con tal de castigar a los "malvados capitalistas e imperialistas explotadores del pobre pueblo oprimido". Y ese porcentaje arrastra a toda la comunidad socialista del país. Adoran a Cristina aunque sepan que es ladrona porque la ven como a alguien que les da la oportunidad histórica de llevar a cabo sus planes socialistas utilizando la Democracia como herramienta para llegar al poder y "transformar nuestra realidad" configurada por el capitalismo financiero internacional "destructor de las esperanzas de los pueblos" por la "nueva realidad" elucubrada en el psiquiátrico sin psiquiatras llamado Instituto Patria con el magno asesoramiento del Servicio de Inteligencia cubano. Nunca antes el país tuvo a una dirigente comunista con semejante base electoral y ante esa realidad, los comunistas de todos los origenes la ven como la representante de una oportunidad histórica. Moreau, Raimundi, Heller, D'elia, Gravois, etc, son claras nuestras de ello.  Sin ese apoyo Cristina deja de existir políticamente y con ella todos los que la acompañan decididos a llevarnos a una Venezuela. Desaparecida Cristina Kirchner se termina el sueño de los insistentes izquierdistas extremos o comunistas argentos (que son muchos más de los que se cree) porque no se avisora un líder que pueda heredar el caudal electoral que ella ostenta. 
Y para que desaparezca Cristina tiene que suceder un colapso social brutal que convenza a gran parte de ese 35% que en Cristina no está la solución a sus problemas, sino sú problema.

Con una pérdida significativa de apoyo electoral no solamente desaparece el riesgo de ir hacia la locura cubana o venezolana, sino también desaparece la desconfianza brutal que proviene de la realidad que tanto detestan, la de los capitales que evitan venir al país mientras Cristina Kirchner siga viva políticamente. Estando en el gobierno, obviamente, pero también en la oposición con posibilidades de volver al poder tal como pasó durante el gobierno de Macri. No vinieron durante el gobierno de Cambiemos porque sabían del riesgo de la vuelta al poder de la locura argenta. Y tenían razón, volvió.
Para que el país tenga una oportunidad Cristina no solamente no debe "estar", tampoco debe tener chances de "volver". Ninguna.

Comentarios

  1. Exacto. Clarisimo. Tal cual.... -> Mientras esten "los K" en el gobierno... nadie va a generar un puesto de trabajo ni va a entrar UN dolar.

    Y si el 65 % que no esta de acuerdo no le encuentra la forma de sacarlos.... bueno, nos hundiremos todos juntos..

    Y al 35 %, les falta enterarse que ningun empleo publico ni plan mantiene el poder adquisitivo con inflaciones y devaluaciones permanentes.

    ---

    Argentina siempre tuvo problemas economicos y financieros por gastar en exceso sobre sus impuestos... (DEFICIT) Pero lo que nunca habia pasado hasta ahora es que se le TRABASE POR COMPLETO el ACCESO A LOS CAPITALES EXTERNOS.

    Sobre lo Economico...

    ...si se eliminase la corrupcion no harian falta capitales externos... ya que con lo cobrado de impuestos se SOBREPASARIAN holgadamente los gastos... pero el PODER JUDICIAL argentino, por accion u omision, ha sido complice del saqueo y por ende la corrupcion PERSISTE.


    Sobre lo Financiero...

    ...entonces, para bancar los deficits, argentina ha salido permanentemente a PEDIR DOLARES PRESTADOS.... ahora, la bicicleta financiera ESTA TRABADA con un PALO en la RUEDA que son los K.

    NADIE le presta a las dictaduras ANTI CAPITALISTAS. Fue asi, ES asi, y SERA asi.

    es mas, no hay UN economista argentino hoy que nos diga que vamos bien.

    ---

    Por ultimo, la pandemia puede que dure 6 semanas mas o 6 años mas. Nadie sabe. Y entonces? que hacemos el 65 % ? no queda otra que la emigracion, el golpe o la rebelion fiscal?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¿Qué hacemos el 65%? Creo que es momento de tener paciencia. Que estamos ante una oportunidad histórica. La oportunidad de que la izquierda pierda cualquier resto de reputación le queda y le llegue la oportunidad a las ideas que son las únicas que pueden funcionar en Argentina. A las ideas liberales. Si bien es difícil adivinar lo que vendrá, creo que el desastre económico que se avecina es totalmente inevitable y fuera del alcance del gobierno de revertirlo como lo revirtió Duhalde o Menem en su momento. Y si ese momento de brutal crisis social y económica (peor a la ya instalada crisis) no nos lleva a una Dictadura de izquierda mediante un auto golpe similar a la experiencia de Venezuela con Chávez desconociendo los resultados del famoso plebiscito, vendrán varios años de esperanza.
      Y por suerte, cada semana que pasa lo veo más débil al gobierno y con ello menos posibilidades de tener la capacidad de sostener un auto golpe.
      Es probable que después del desastre de esta gestión kirchenrista le lleguen unos años de liberalismo al país sin la destructiva oposición kirchenrista.
      Sinceramente, en estas últimas elecciones quería que gane el kirchenrismo porque tenía la certeza que para Macri levantar las incongruencias económicas era ya imposible. Era evidente que mientras el kirchenrismo seguía vivo políticamente nadie traería un dólar haga lo que haga Macri. Veía absolutamente necesario que el kirchenrismo se haga cargo del desastre que ellos mismos generaron y con la certeza de que no podrían revertir la deplorable situación fiscal del país. Y ante el fracaso, esperar que más adelante asuma un gobierno realista.
      Hasta ahora se está dando paso a paso como esperaba, seguramente en gran parte para no perder el último resto de optimismo que queda para el país. Falta que termine de quemarse el kirchenrismo para que se de lo que creo es lo mejor para él país aunque tengamos que soportar meses (tal vez años) de crisis.
      Veremos Mauro como sigue esta historia.
      Lo que no se puede negar es que al menos está súper interesante y entretenido :)

      Borrar

Publicar un comentario

Posts más vistos

Instituto Patria, un psiquiátrico. Y sin psiquiatras.

Borges, la crisis Argentina y lo que nadie dice.

Guia para el visitante del blog

Cuanto peor, mejor

El pueblo y la envidia

Instinto y calentamiento global

Instinto, capitalismo y socialismo

De homínidos, chimpancés y cuervos