Demasiado tarde para Venezuela, Zaratustra los va a destruir

Hasta antes de la "constituyente", Venezuela, su pueblo y su lamentable dirigencia actual tenían una salida de una crisis que se avecina de consecuencias inimaginables (mucho más grave que la actual).
Pero ya nada puede hacerse para evitarlo.
Antes se podría haber hecho un viraje en la política económica liberando la economía.
De hacerlo y el régimen se mostrara fuertemente unido, los capitales seguramente se hubieran animado a invertir para aprovechar una situación donde los salarios e impuestos medidos en dólares hubieran partido desde valores bajísimos.
Ante una situación así, las ganancias de los inversores son fabulosas y la economía sin dudas se reactivaría y lentamente la situación social se iría descomprimiendo.
Una vez superado el problema económico, la cultura individualista del pueblo venezolano, haría olvidar los desastres cometidos por los narco-corruptos-gobernantes y estos podrían tener la oportunidad de evitar la cárcel y el pueblo una hambruna y matanzas por doquier.
Los inversores, a medida que el régimen se fuera afianzando con las nuevas iniciativas, disminuirían sus expectativas de ganancias al ir mejorando la confianza en el gobierno y su capacidad política para controlar el poder, llevando a una "normalización" de la economía (normal para un país con la cultura venezolana obviamente).
Si bien la idea peca de un pragmatismo casi extremo, cualquier cosa es mejor que lo que seguramente va a pasar, sobre todo para los niños que son los únicos realmente inocentes en todo este embrollo.
Los rusos y los chinos lo hicieron y hoy están todos los dirigentes libres y aún manejando la política mientras afianzaron sus fortunas acumuladas durante el proceso.
Pero hoy ya es tarde, después de ver la actuación de la constituyente no creo que puedan contar con el apoyo de sus bases si se toma una decisión como esa.
La crisis de poder ya es inevitable de producirse un movimiento así.
Lamentablemente, hoy, el camino al afianzamiento de un régimen comunista es inevitable que se intente llevar a cabo.
Y el desastre que se avecina se debe fundamentalmente a la ausencia de un "liderismo".
Solamente si se cuenta con un líder indiscutido y con fuertes dotes para ser considerado un verdadero guía sin importar hacia dónde los dirige, puede incursionar en la tarea necesaria para afianzar un régimen comunista y evitar una crisis continua e interminable que habitualmente terminan en guerras civiles.
Maduro, sin la más mínima duda carece de estos atributos.
Solamente un liderazgo muy poderoso es capaz de sortear los innumerables problemas que causa el comunismo cada vez que debe enfrentarse a Zaratustra (instinto que busca incansablemente que nos destaquemos unos de otros, que superemos al otro, con lo que la igualdad es imposible).
Zaratustra, ambición mediante, genera privilegios, fortunas personales en los dirigentes, contradicciones y más contradicciones que desembocan en un ámbito total y absolutamente lleno de falsedades.
Las mentiras son la norma y la verdad una rareza en estos sistemas.
Imponer la mentira, obviamente, requiere de opresión, obligación, represión.
Dictadura en fin.
Y la dictadura más feroz será cuantas más contradicciones surjan.
Debe haber una cohesión en el poder demasiado fuerte para hacer las desgracias (matanzas, torturas, etc) que hay que hacer para superar tantos obstáculos.
Sin un líder muy fuerte, la cohesión es muy difícil lograr.
Cuba tuvo un Fidel, Rusia tuvo un Stalin, China un Mao, Korea un Il y Venezuela tiene a ¡Maduro!
La diferencia es abismal.
Zaratustra y su compañera la cultura, en los socialismos latinoamericanos hace desastres conduciendo​ invariablemente hacia nuestros desgraciados populismos toda vez que se intenta (es justamente dónde hoy está posicionada Venezuela).
Imaginen lo que van a hacer con un régimen comunista, "populismo a la décima potencia".
Contradicciones, falsedades, hipocresías inimaginables (mucho peores que las que ya están instaladas), privilegios "intragables", desigualdades mucho peores a las vistas en el sistema más liberal que exista, corrupción totalmente generalizada.
Todo se convierte en mentira.
Todo se hace hipócrita.
Una verdadera masacre parece avecinarse.
Zaratustra, es un instinto que busca incansablemente nos diferenciemos y como con todo instinto, no se puede evitar su actividad y sus consecuencias.
Es como el instinto sexual, no podemos evitarlo.
El comunismo es tan utópico como pretender que nadie en todo un país no tenga un orgasmo más en su vida.
Misión imposible.
No se puede desconocer a Zaratustra y a la cultura toda vez que se hace, piensa o escribe en política.
(Ver Presento a Zaratustra, el protagonista del blog y del libro y El comunismo y su enemigo imbatible)

Comentarios

Posts más vistos

Instinto y calentamiento global

El verdadero progresista

Envidia y codicia, dos armas destructivas

Cultura, instinto y dominación extranjera

Presento a Zaratustra, el protagonista del blog y del libro