La historia de los misiles norcoreanos ¿Política interior o exterior?

En Latinoamérica es reiterativo ver cómo los gobiernos que conducen al desastre por los errores recurrentes e insistentes generalmente por ir detrás de una ideología que no funciona dadas las condiciones culturales de nuestros pueblos (ver "colectivismo y cultura individualista"), recurren a nuestras pulsiones o instintos para intentar revertir la disminución de la aprobación popular cada vez que una y otra mentira o fracaso se hace evidente.
Y recurren al instinto protagonista del blogs, que nos reconforta cuando nos sentimos superiores a los demás, competitivos, capaces de estar a la misma altura de aquellos más ricos o poderosos (probablemente como mecanismo de supervivencia para que evitemos estar en desventajas que puedan ponernos en riesgo).
El ejemplo típico actual y que se repite desde hace 200 años en cuanto gobierno populista se ha instalado en latinoamérica, es el de Maduro culpando a la "derecha americana imperialista" que intenta someter al "noble pueblo venezolano". La idea es que los ciudadanos lo acompañen en una "gesta heroica" digna de "valientes" capaces de enfrentar a cualquier poder y más aún si el enemigo es el "odiado imperialismo" (véase como el instinto actúa desde dos opuestos: ambición buscando sentirse superiores y envidia eligiendo como oponente al rico y afortunado).
Es "de manual".
Y muchas veces les da el resultado esperado, al menos por un tiempo (recuerdo la gesta de Malvinas en Argentina y parece que estoy viendo a este instinto que llamo Zaratustra en el rostro de cada argentino amuchado en las plazas y apoyando a una dictadura totalmente desquiciada que nos parecía mostrar lo fuerte y valerosos éramos los ciudadanos argentinos, ver "les presento a Zaratustra el protagonista del blogs y del libro")
Probablemente, exactamente lo mismo es lo que esté haciendo el régimen norcoreano, por lo que es de esperar que el mensaje que busca transmitir con la cuestión de los misiles esté dirigido a la política interior y no exterior como pretenden hacernos creer.
Y para que el régimen recurra a éste método en un país como Korea del Norte, seguramente es porque la crisis existente o por venir puede ser colosal.
Seguramente, el plan incluye la extorsión para recibir dinero a cambio de la promesa de no provocar una crisis internacional que pueda llevar a una crisis financiera internacional (no hace falta aclarar cuál será la reacción de los mercados ante un riesgo como éste)
Como el sistema comunista no tiene manera de activar la producción económica, seguramente una hambruna de dimensiones difíciles de imaginar se intente evitar con este viejo método extorsivo.
Siempre está presente Zaratustra en la acción social, política y económica del homo sapiens.
Nunca lo ignore a la hora de hacer un análisis político.

Comentarios

Posts más vistos

Instinto y calentamiento global

El verdadero progresista

Cultura, instinto y dominación extranjera

Envidia y codicia, dos armas destructivas

Razón vs Instinto, la última batalla