Estados Unidos de América y los latinoamericanos

Estados Unidos comenzó su historia allá por los años 1600 en una isla al norte de Europa cuando se consumó la consciencia ciudadana que el poder Real de ninguna manera podría tener todas las respuestas a las necesidades de una nación, sumado al trascendental hecho del lento pero imparable surgimiento de un nuevo poder anclado en la burguesía británica que a través del mercantilismo fué acumulando enormes riquezas capaces de generar un poder envidiable.
La consecuencia inevitable fue que comenzaron a ejercer presión para intervenir en las decisiones políticas y económicas del régimen monárquico absolutista a través de elecciones dónde puedan incluir a sus representantes en el gobierno y sus decisiones.
Los hechos desencadenaron finalmente la "Gloriosa revolución" del año 1688.
Hasta acá podría tratarse de un conflicto más de intereses de poderes como se vió incontables veces a través de toda la historia de todos los pueblos, sin embargo se dió un fenómeno único en la historia de la edad moderna (con situaciones similares en la edad de oro de la civilización griega y sus democracias pero con la diferencia de que pasó de una cuestión de ciudad-estado a estado).
Este fenómeno consistió en la consolidación, probablemente fortuita como la mayoría de los hechos históricos trascendentes, de una cultura capaz de auto gobernarse sin la necesidad de tener un poder central y absoluto que acapare todo el poder para mantener un mínimo orden que garantice el funcionamiento del estado.
Si bien tuvieron que pasar por sendas guerras intestinas hasta demostrar que eran capaces de gobernarse eficientemente a través de un sistema parlamentario, finalmente lo lograron.
Este hecho histórico y cultural significó un avance fenomenal en la historia del hombre y llevó a Gran Bretaña a la supremacía mundial hasta el día de hoy (aunque hace tiempo desde las tierras del norte de América)
De hecho, obligó al resto de los estados de Europa a seguir sus pasos (típico mecanismo de imitación cultural del vecino exitoso, clave en el desarrollo de los pueblos) y la consecuencia de ello fue la famosa revolución francesa de 1789.
Si bien con ideas desde el punto de vista económico diferentes, el fondo de la cuestión era romper la dictadura del absolutismo Real y comenzar un nuevo período de auto gobierno, democracia mediante.
Cualquier otro rincón del planeta estaba a "años luz" de lograr una revolución semejante.
Cualquier intento de autogobierno, inevitablemente terminaría en un caos total. Culturalmente, ninguna otra civilización estaba preparada para un evento semejante.
De hecho, hoy vemos como actualmente persiste esta situación en la mayoría de los países del planeta con el ejemplo paradigmático de las revoluciones desatadas en lo que conocemos como "primavera árabe" en Oriente Medio, que desembocó, por incapacidad cultural, en un caos infinito para que finalmente las dictaduras se vuelvan a imponer para mantener un mínimo orden interno (el desarrollo bélico sirio, entre los cientos de otros conflictos internos, es un efecto colateral que persiste de esté hecho histórico).
Bretaña, lo logró.
Después vino lo que todos conocemos con la conquista y colonización de América del Norte.
Hoy esa cultura que conduce a los Estados Unidos de América es exactamente la misma que la de sus orígenes en la isla del norte.
De hecho, fué en Estados Unidos dónde se materializó la primera y verdadera democracia en 1776 que hoy aún es el faro del mundo entero y que no es más que la conclusión de los hechos iniciados con la "revolución Gloriosa".
Ahora bien ¿Por qué Estados Unidos se hizo tan poderosa y "ensombreció" a sus "progenitores" rotundamente, dejándolos ocupar un simple lugar más en el entramado político y económico internacional?
La respuesta, obviamente entre otros factores menos relevantes, para mí humilde interpretación está en la continua inmigración, sea el origen que sea, pero con mayor importancia de la proveniente de los países antes y ahora subdesarrollados.
¿Por qué?
Porque es la única explicación que encuentro que haya hecho posible evitar la interacción del instinto protagonista de este blog cuya incansable, insistente e inevitable actividad conduce a la preponderancia de las ideas distribucionistas e intervencionistas de la economía por lo que el nivel de libertad económica que han gozado en norteamérica durante décadas hubiera sido probablemente imposible tenerla si no hubiesen tenido esa afluencia de inmigrantes provenientes en su mayoría de Latinoamérica.
En Gran Bretaña, la homogeneidad racial y cultural, ayudó fuertemente para que las presiones estatistas fueran mucho más fuertes que en América, el resultado fué lo que finalmente desencadenó la llegada de una Margaret Thatcher cuando ya el hartazgo de tanto estatismo y estancamiento los había dejado a una distancia inalcanzable del avance obtenido por los Estados Unidos dónde el liberalismo se pudo mantener sin interrupción alguna.
Cuando se libera a la ambición y se la deja actuar en todo su potencial, vemos lo evidente: todas las innovaciones, creaciones, emprendimientos, arte, etcétera, más relevantes de los últimos 200 años vienen de un solo origen.
De los Estados Unidos de América con Apple, Android, Facebook, Windows y Google entre muchos más como ejemplos paradigmáticos actuales.
No tengo dudas de que lo único que pudo haber evitado caer en las garras del socialismo es la continua llegada de inmigrantes que se preocupan más por afianzar su presente y futuro económico mientras tardan en considerarse verdaderos ciudadanos norteamericanos en condiciones de exigir reivindicaciones sociales.
La cultura anglosajona siempre se impuso, lo que aseguró una eficiente capacidad para el auto gobierno, sumada a la ausencia relativa de exigencias reivindicativas ayudó a mantener el espíritu liberal y abierto. A ser tan ricos como sea posible, a satisfacer los egos tanto como el instinto quiera y con ello liberar la creatividad de la que es capaz de desencadenar este primitivo mecanismo. Creatividad extraordinaria e interminable.
Sin embargo, es probable que el secreto del éxito de los Estados Unidos sea a su vez el mayor riesgo a enfrentar en el futuro.
Ese riesgo se llama "latinoamericanizacion" de la cultura estadounidense (considerando siempre que las culturas no son buenas ni malas por definición ya que no se eligen, se heredan y simplemente algunas favorecen más que otras la organización social)
Si bien, la continua llegada de inmigrantes impide el avance de las ideas socialistas (con Michael Moore como su representante más conocido) y con ello la prevalencia de las ideas y políticas liberales como en ningún otro país puede verse, también representan el mayor riesgo a futuro.
La cultura latinoamericana definitivamente no es la más apta para la auto organización.
Para complicar aún más las cosas, si se detiene el movimiento migratorio, las presiones socialistas seguramente se impondrán tarde o temprano y tomar el camino de las políticas del bienestar, muy exitosas y deseables por cierto, aunque menos creativas y más estructuradas, será una tarea titánica hacerla funcionar dado la influencia de la cultura latinoamericana individualista extrema e incapaz absolutamente de lograr una organización eficiente a través de la conducción de un estado director (siempre degeneran en sendos populismos).
Esta es la verdadera disyuntiva de los Estados Unidos de América.
¿La solución?
Imposible saberla, al menos para mí.
Si se corta tajantemente la inmigración (algo dudoso de lograr) y las presiones socialistas comiencen a dar resultados, es probable que ya sea tarde para aspirar a un verdadero "Estado de Bienestar" como los que se observa en la Europa desarrollada. La cultura latina ya instalada probablemente hará imposible la tarea.
Y si se persiste en la inmigración abierta y con ello la posibilidad de mantener el liberalismo en todo su potencial con el evidente éxito al que los ha llevado hasta acá, se corre el fenomenal riesgo de la "latinoamericanizacion" cultural.
Por suerte, la historia siempre dió muestras de que cuando se entrecruzan culturas, aquella que se ve menos apta para organizarse y prosperar adopta la cultura más eficiente y probablemente este sea el caso de la cultura latinoamericana.
El tiempo lo dirá.

Comentarios

Posts más vistos

Instinto y calentamiento global

El verdadero progresista

Borges, la crisis Argentina y lo que nadie dice.

La Nueva Guerra Fria. Desarrollo vs subdesarrollo. Occidente vs Oriente. Posmodernidad vs Medioevo

Razón vs Instinto, la última batalla